fbpx

Esquel: denuncian discriminación y maltrato en Casa Estudiantil

Portada » Esquel: denuncian discriminación y maltrato en Casa Estudiantil
435802_533
DIARIO ESQUEL SUR
DIARIO ESQUEL SUR
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on print
Share on email
La delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado de los auxiliares de la Educación en Esquel, Nancy Márquez, denunció malos tratos a las chicas que se alojan en la Casa Estudiantil durante el año, que estudian en Esquel pero son de otras localidades.

Comentó que desde el 2016, “se vienen labrando actas y denuncias de los padres de maltrato tanto a las jóvenes como al personal”. En uno de los casos despidieron a una embarazada. “Como se reiteran las irregularidades, se han hecho actas hace quince días para elevarlas a las autoridades del Ministerio de Educación, además de recurrir los empleados a ATE”.

Hay cinco empleados en la institución, ubicada en Ruta 259 en la salida de Esquel hacia el aeropuerto. Márquez consignó que la coordinadora de la Casa Estudiantil es Laura Alexandro, quien “debería responder a estas anomalías”. Sobre la situación de las 11 adolescentes que permanecen allí durante el ciclo lectivo –a excepción de las vacaciones de invierno, cuando se van a sus localidades con la familia-, mientras cursan el secundario.

Al estar el albergue en las afueras de la ciudad, el traslado a la Escuela Nº 713 lo hace una Trafic. Reciben la alimentación, por lo que están contenidas, narró la delegada. Incluso tienen el apoyo en las materias que estudian.

“Pero los padres se han quejado por malos tratos y discriminación, porque la coordinadora prácticamente quiere hacer un casting de las chicas que ingresarían a la casa, ya que no le simpatizan las adolescentes que tengan problema de sobrepeso, un determinado color de piel o el apellido”. Márquez reveló que la responsable de la institución decide dietas para las jóvenes sin previo acuerdo, y –por ejemplo- las obliga a estudiar francés.

Contó que una mamá de dos internas de la Casa intentó hacer la denuncia en la Fiscalía de Esquel, pero “no se la tomaron porque no tenían marcas de golpes en la cara. Es grave”.

La dirigente de ATE dijo que las chicas están en estado de vulnerabilidad, lejos de sus padres, y en lugar de sentirse contenidas como con una segunda familia, reciben el maltrato. “Para la coordinadora, algunas adolescentes no reúnen las condiciones de apariencia física”. Por eso, una familia humilde del interior tendrá que pagar un alquiler para que sus hijas reciban la escolaridad secundaria en otro ambiente.

En cuanto al personal, manifestó que algunos pidieron traslado a otra repartición, y una asistente está con “licencia psiquiátrica, por tanto acoso laboral y humillación que sufrió, que debió ir primero a un psicólogo, y luego a un psiquiatra”.

Márquez remarcó que la coordinadora de la Casa Estudiantil “empezó sus funciones en 2016 por una cuestión política, y se jactaba de su relación con la gestión del extinto gobernador Mario Das Neves, y de tener el apoyo de la diputada Zulema Andén (exdirectora)”. Reclamó que “hay que estar preparado para ayudar a las chicas a salir adelante”, y puso en dudas que en 2019 se queden las 11 chicas.

Fuente: Diario Jornada

COMPARTA ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email