fbpx

Especialistas debaten las chances de rescatar el submarino del fondo de mar

Portada » Especialistas debaten las chances de rescatar el submarino del fondo de mar
ara
DIARIO ESQUEL SUR
DIARIO ESQUEL SUR
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on print
Share on email

Tras la confirmación por parte del vocero de la Armada, Rodolfo Ramallo, del hallazgo del submarino desaparecido hace un año, la pregunta que se abre es -además de las responsabilidades oficiales sobre su desaparición- cómo y en manos de quién continuará la búsqueda, y si la nave podrá ser rescatada.

Las dudas giran en torno al contrato que firmó Ocean Infinity con el Gobierno, ya que éste no establece que se retire el submarino, sino simplemente un registro fílmico y fotográfico para poder identificarlo. Es decir, la empresa no estaría obligada de realizar las maniobras para poder avanzar y rescatar los restos de la nave del fondo del mar.

Mientras tanto, los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, hallado esta madrugada, reclamaron que los restos de la nave sean recuperadas por la empresa Ocean Infinity. varios familiares indicaron que la empresa les informó en su momento que «hasta 1.500 metros de profundidad» es posible «reflotar» los restos hallados a 800 metros, a casi 500 kilómetros del golfo de San Jorge, en Chubut.

«La empresa que lo encontró dice que tiene las herramientas para sacarlo», afirmó Luis Niz, padre del cabo homónimo, en declaraciones a FM La Patriada, aunque señaló que «desde el gobierno se fijan más en la plata que van a gastar que en sus soldados y en que puedan volver con sus familias». Sin embargo, ahora comenzaron a circular otras versiones: algunos especialistas afirman que después de los 500 metros de profundidad, debido a la presión del agua, extraer una nave de las profundidades es una misión imposible. Otros expertos entienden que según la posición del buque esta maniobra podría llegar a realizarse hasta unos mil metros de profundidad.

Después de un año de falsas alarmas, la localización fue finalmente concretada por el buque «Seabed Constructor», de la empresa estadounidense Ocean Infinity, que desde el 6 de septiembre estaba al frente de las operaciones en la zona en la que el submarino perdió contacto, aproximadamente 250 millas náuticas (460 kilómetros) al este del Golfo chubutense de San Jorge.

Durante los 365 días en que estuvo desaparecido el submarino, más de 100 contactos habían sido investigados tanto por naves argentinas como extranjeras, mientras que la empresa Ocean Infinity había descartado 23 puntos de interés antes de hallar a la embarcación.

En verdad, la búsqueda estaba a punto de terminarse y se encontraba por emprender la retirada Ocean Infinity cuando dio con este nuevo punto de interés, que se encontraba en el área 1, la primera en ser rastrillada desde que la firma norteamericana se hizo cargo de la operación.

COMPARTA ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email